Síguenos: 
ARQUITECTURA, CIUDADANIA Y APRENDIZAJE
 

 Participación en Pandemia: 

 Niñas y niños de Negrete 

/ / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / /

NEGRETE, REGIÓN DE BIOBÍO
SEPTIEMBRE 2020
Metodología participativa con niños, niñas y jóvenes: la importancia de la opinión a través de la creación

La experiencia de haber trabajado junto a cientos de niños, niñas y jóvenes (NNJ) de todas las edades, nos muestra cuán valiosa, importante y urgente es hacerlos partícipes de los procesos de diseño y construcción de sus territorios. Sus opiniones son altamente sensibles, perceptivas, delicadas y potentes. Son innatos creadores, diseñadores, constructores; son habitantes por excelencia, ya que perciben y sienten el entorno de manera auténtica.

Nuestro modelo de diseño participativo actúa desde el reconocimiento de NNJ como sujetos de derecho capaces de transformar sus entornos a través de su participación en el diseño y construcción de espacios, desde un análisis crítico y propositivo. De esta manera se fortalece la responsabilidad democrática, y se incrementa la empatía y la autoestima, al ser capaces de ver resultados tangibles de sus decisiones en su entorno físico.

Tomamos como base que es un derecho el que sus opiniones sean escuchadas y valoradas en la toma de decisiones que les afectan, y reconocer que sus visiones son una contribución positiva a su comunidad (Hart 1992). Proponemos una participación vinculante: diagnósticos y propuestas son generados en conjunto con la comunidad.

Desde el 2006 las movilizaciones estudiantiles han demostrado que  niñas, niños y adolescentes exigen ser escuchados. Por su parte, UNICEF ha dado cuenta que mientras más activa es la participación de estos grupos en procesos de toma de decisiones que les atañen, los resultados obtenidos son más positivos y sustentables a largo plazo (Shier 2009).  El 90% de adolescentes entre 15-19 años están de acuerdo y muy de acuerdo con que las / os jóvenes son un aporte a la sociedad ( INJUV 2009), pero no se sienten escuchados ni partícipes de un mundo que los infantiliza (INJUV, PNUD y AECID, 2009). Estudios internacionales, evidencian los beneficios de incorporar su participación en el diseño y construcción de sus espacios (Sorrell Foundation, 2009). Por ejemplo, se incrementa la satisfacción del usuario sobre su entorno, se crean espacios con identidad propia donde NNJ se apropian y cuidan más sus espacios, se fomenta la cultura de confianza y colaboración y se desarrolla la autoestima, entre otros. 

Propiciar metodologías participativas con niños y niñas es fundamental, permitirles expresar sentimientos, percepciones y opiniones en torno a sus experiencias de habitar, constituye salud para ellos y la comunidad. Hacerlo además a través de instancias de expresión y creación, como lo es el dibujo libre, el dibujo de planos, el diseño a través de maquetas, utilizando diversos soportes y materialidades, permiten generar una plataforma de aprendizajes y capacidades claves en las áreas emocionales, físicas, cognitivas y espirituales. 

Estas herramientas permiten, que el niño y la niña puedan elaborar sus opiniones, sus sentimientos, sus vivencias cotidianas, sus experiencias sociales, y ponerlas en un diseño. 

 

  • A través de este ejercicio, se potencia el desarrollo afectivo: el sentido de pertenencia, la autopercepción, la autonomía, la autoestima, la confianza, la expresión de emociones, la paciencia, la disciplina, la identidad personal.

  • Se generan experiencias reales de participación ciudadana y de responsabilidad cívica.

  • Se desarrollan las habilidades artísticas: la sensibilidad estética, la percepción espacial, la creatividad, el pensamiento divergente. 

  • Se ejercitan las capacidades físicas como la coordinación, la motricidad y las habilidades manuales. 

  • Se potencian todas las capacidades intelectuales, como la observación, la atención, la memoria, la flexibilidad, la relación de ideas, las capacidades ejecutivas como el planteamiento de objetivos y metas, distribución de tiempos, etc.

  • Se estimulan la mayoría de los sentidos: vista, olfato, oído, tacto, vestibular y propioceptivo.

  • Se fomenta el hacer, la elaboración artesanal y manual. 

  • Se favorece el vínculo, el trabajo en equipo, la colaboración, la participación, la conversación, la escucha. 

 

Brindar experiencias participativas y creativas en diseño, pero también en construcción, a niños y niñas, contribuye a formar personas observadoras, atentas a lo que ocurre en sus entornos, empáticas y sensibles al otro y a lo otro, dispuestas a trabajar en equipo, a crear desde cero, a pensar de manera autónoma, a comprometerse con un ideal. 

Esta actividad ha sido elaborado en el marco del diseño del futuro Paseo Marimán, comuna de Negrete, región de Bio Bío, el cual es un estudio que tiene por objetivo desarrollar un acceso y paseo en el borde del río Bio Bío, abarcando la elaboración integral de los diseños de arquitectura, paisajismo, ingeniería y especialidades necesarios para su posterior construcción. Para este proceso es muy importante la participación ciudadana (a pesar de no poder encontrarnos presencialmente debido a la crisis sanitaria que vivimos).

 

Mandante: Serviu Biobío

Ejecuta: Margen Arquitectos.

 

Bibliografía:

  • Children's Participation: From tokenism to citizenship. Autor: Roger A. Hart, 1992

  • INJUV, Encuesta Nacional de la Juventud 2009

  • Creating better communities: involving design students in regeneration projects.Autor Sorrell Foundation, 2009

Conoce las propuestas de diseño, maquetas y dibujos desde 200 estudiantes en este video

Franco Do Santo

Zachary Nass

Luna Ayelen González Padilla

Victor Gallegos

/ / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / /

Chile / UK 

 

  • facebook
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White Vimeo Icon
  • YouTube

© 2015-2020 FUNDACIÓN ALDEA